Cierta vez mientras viajaba por la cordillera en la moto, en un atardecer tornasolado fije mi asombro en las altas montañas, en los vientos fuertes y las cumbres nevadas. Viajar en moto tiene ese “sentir en la piel todo” lo que te rodea, sentís el frío, el viento, el sol, sentís las fuerzas de la…